viernes, 30 de agosto de 2013

La regeneracion sociall, pasa por la generacion personal.

-->
He encontrado este articulo, en el suelo, me llamo la atención el titulo. Siento no encontrar el nombre de quien lo escribe. Transcribo

Coincide con mi discurso desde hace meses sobre esta "situación socio-económica-cultural-personal", que tenemos la suerte de atravesar. Para bien y para mal.

Quisiera añadir que tengo la completa seguridad que mas del 60% de los políticos sobran en nuestro país, así como también el mismo porcentaje de Ayuntamientos y todas sin exclusión las Comunidad Autónomas, que favorecen exclusivamente los intereses de poder y económicos de los partidos politos que parten y se reparten las opiniones de la buenas gentes del pueblo, con el fin de garantizar nuestra división. Ya lo dice el refranero “Divide y vencerás”. ¡Viva la Unidad!.

OTRA SOCIEDAD ES POSIBLE

La regeneración social, no esta exenta de la regeneración personal.

No hace falta andar mucho camino para encontrarnos en los habituales medios de comunicación y en nuestro ordinario entorno con voces muy distintas tratando de lo mismo: la crisis, las causas de la crisis, sus consecuencias, las posibles salidas de la misma....

Nos hemos puesto a analizar el tema y hemos querido dedicar el reportaje de portada a buscar otros caminos para afrontar la situación: Alternativas. Hay otras formas de hacer las cosas. A ello se ha dedicado Silvia Melero, a encontrar testimonios sobre este particular. Y se ha topado con iniciativas humildes, pero muy operativas, en campos de la organización económica política social y cultural, que confirman el el hecho que existen otras  alternativas, otros caminos que van en otra dirección a la  ya conocida

Hay muchas personas que frente al "no se puede hacer nada", "siempre se ha hecho así", "esto es lo que hay",  "a ver si lo soluciona el gobierno",  "a ver si lo soluciona, el otro" " a ver quien trae la solución", se están proponiendo, otras vías con formulas cooperativistas o individuales con apoyo al talento, fomentando la colaboración y el intercambio, venciendo los miedos a la innovación o apostando por la financiación colectiva y la creatividad individual. todo ello con resultados maravillosos. La solución nunca esta en el otro, si no en nosotros, como individuo y en la unión de todos.

Así se llega al convencimiento de que otra sociedad es posible. Si, otra sociedad distinta a esa en la que "el dinero es el Dios", como señala Javier Elzo, sociólogo español de guarda, como le define Mª Anglés López en la entrevista, que le hace para 21  "Hacen falta líderes que digan que otra sociedad es posible". Y en esto la iglesia tiene mucho que decir. Nos identificamos con el cuando dice que " hace falta dar un sentido a la vida .... no volver al crecimiento económico, si no al personal como diría Eduardo Punset ... hace falta una regeneración personal que se traduzca en una revolución social. Este es seguramente el apunte mas definitivo para el momento presente. La transformación no es difícil, fácil tampoco ya que el imperio del dinero, de los partidos que parten y se reparten, que manejan dinero negro y la corrupción general que esta arraigada en nuestra acción diaria, puesto que ¿cuanta gente podría en este momento levantar la mano y decir, yo he pagado y exigido siempre el IVA?. TODOS TENEMOS NUESTRA RESPONSABILIDAD. La política y quien la practica es fiel reflejo de nuestra corrupción individual.

La regeneración social no esta exenta de la regeneración personal. Habría que pensar, igualmente, en el abandono del hombre viejo del que habla San Pablo, para alumbrar un hombre nuevo en justicia y santidad, mas allá de las estructuras y las actividades de su vida cotidiana.

No podemos ser victimas de las prisas a las que nos invita la sociedad industrial y su publicidad, según Dolores Aleixandre. Hay momentos en que clamaríamos como ella: "¿A quien tengo que acudir para expresarle que busco serenidad?".

Y con San Pedro Sorela, en Tribuna Libre, nos gustaría también enseñar libertad, teniendo en cuenta las emociones, la singularidad del se humano, la creatividad individual, la unicidad de todo con todo y con esto se hace la LIBERTAD.
Soy una mujer igual a todas las mujeres que conmigo recorren el camino en esto de "ser mujeres" acompañadas por hombres, ellos son nuestros padres, esposos y padres de nuestros hijos. Yo respiro gracias a mi padre y mi madre que me dieron la vida