lunes, 7 de febrero de 2011

También la lluvia ... me hace reflexionar

Ayer, visionando la película "También la lluvia" me di cuenta, (que de eso se trata, de darse cuenta) que el eslogan de la misma "ALGUNOS QUIEREN CAMBIAR EL MUNDO............ POCOS QUIEREN CAMBIARSE A SI MISMOS" tiene mucho que ver conmigo y con mis procesos de búsqueda hacia dentro, de la realidad única.  Aunque para ser exactos, la búsqueda no es tal y esta se ha convertido en una espera tranquila y mayormente gozosa de los acontecimientos que van sobreviniendo en forma de hechos, palabras que pronuncio y que escucho, personas ...... con todo  y todos, los que tomo contacto por una razón u otra y que van construyendo-me.
Cuantas veces que he querido cambiar "al otro", cuantas veces he querido ver solo lo "del otro",sin verme a mi, cuantas veces he sentido  frustración por querer y no tener, lo que la vida tan insistentemente me daba pruebas contundentes de que "eso que deseaba" no era para mi ...cuantas veces he tratado de cambiar el mundo y resistirme a cambiar yo. Gracias, gracias por poder ver esto y darme la oportunidad de compartir lo que siento. Soy afortunada, sin duda ninguna.
No sé nada, de lo que puede acontecer, esa es la verdad. Cada minuto que no he vivido, es un misterio a punto de resolverse y me siento incluida con todo, cada día un poquito mas.
Yo pidiendo.
Hoy he visto y oído un programa en la 2 de TVE, sobre la espiritualidad egipcia (cultura que toda mi familia sabe, me atrae e interesa desde temprana edad) y me ratifica en el sentir que experimento de que lo único verdadero es Dios (así es como lo llamo, por ser Cristiana y Católica. Sé que los pertenecientes a otras culturas, utilizan otros nombres, pero el sentir, es el mismo, así que desde aquí yo me uno a ese pensar, se le denomine como cada uno le haga bien) por el mensaje que para mi trae,  y la fe que siento, acerca de lo inmensurable que es el AMOR y la necesidad que habita en mi de ver, sentir y conocer lo que verdaderamente es VERDAD y que está en todo, excepto en este sueño fabricado que es el universo en el que habito, parcial y tan abundante en signos de separación. Pido ver, Padre tu real y maravillosa creación en su totalidad. Pido verlo. 
Claro que el camino de cambiarse a si mismo, no puedo decir que sea fácil, aunque tampoco es difícil. Sin embargo, el bien-estar que me produce es, responsable, gratificante, maduro y revelador. Con todos estos adjetivos por hoy el día me satisface ya que,  miro hacia delante y me digo, ¡buf! ¡¡cuanto me queda!!, miro hacia atrás y me digo, ¡cuanto he recorrido!! y........  ¡¡¡lo que me queda morena!! con la seguridad que cada día es mejor por que poquito a poquito mi consciencia crece.

1 comentario:

Olga i Carles dijo...

Todos somos uno en la majestuosidad del macrocósmos y el microcósmos.




Un abrazo.